6 de septiembre del 2019 por Daniel Mazariegos
        

Huevo Challenge 3.0



En Ingeniería Empresarial imparto un curso llamado «Introducción a la Administración Industrial y de Tecnología». En los pasillos y entre los estudiantes es mejor conocido como «Intro». Este curso busca, precisamente, introducir a los estudiantes de Ingeniería a los temas y contenidos que durante los próximos años profundizarán en su carrera. En pocas palabras es una probadita, un taste, de la carrera en general.


Desde hace ya 3 años, el proyecto final del curso es el «Huevo Challenge». Este proyecto consiste en dejar caer un huevo desde 1, 2 y hasta 3 pisos de altura. El objetivo, para los estudiantes, es que el huevo aterrice intacto. Así es que los estudiantes deben idear una o varias soluciones para que dicho huevo sobreviva las tres caídas.


Cada año, este proyecto, ha dejado varios aprendizajes y este año el «Huevo Challenge 3.0» además de mantener el objetivo original, tiene 2 grados de complejidad adicionales en su diseño: 1) Los estudiantes solo podían utilizar 3 materiales para construir sus soluciones y 2) En el suelo habría un Target con trampas que podían dañar sus soluciones. Es decir que además de que el huevo cayera intacto, se tomaría en cuenta la puntería y la resistencia de las soluciones al momento de aterrizar.


Los estudiantes tuvieron 2 semanas para diseñar y probar sus soluciones, de tal modo que el último día de clases del semestre todos los grupos, de las secciones que yo tenía a mi cargo, competirían al mismo tiempo para que  pudieran estar expuestos a las diferentes soluciones creadas para afrontar dicho challenge.


¿Qué se llevan los estudiantes de esta actividad?

  1. Aprender a fallar y entender que no está mal hacerlo.
  2. La satisfacción de diseñar algo por ellos mismos, ponerlo a prueba y validar que su idea funcionó.
  3. Estar expuestos a diferentes formas de pensar y de solucionar un mismo problema.
  4. Aprender a trabajar en grupo con personas que no conocían hasta ese mismo primer semestre.
  5. En algunos casos , ser perseverantes con las ideas originales y afinar los detalles necesarios para que funcionara dicha idea.
  6. En algunos otros casos, adaptarse y probar nuevas ideas. Si una no funcionaba, no desanimarse y, probar otra y otra hasta que encontraran la que cumpliera con el objetivo.


¿Qué me llevo yo como profesor?

  1. Confirmar,  cada año, que dándoles libertad a los estudiantes, cosas sobresalientes pueden ocurrir.
  2. El compromiso de diseñar al menos una actividad, en cada curso que imparto, que rete a los estudiantes a elaborar algo por ellos mismos y someterlo a prueba.
  3. Entender la forma y el ritmo de aprendizaje de los diferentes grupos que he tenido a lo largo de los años.
  4. Aprender de ellos. Cada grupo te deja algo nuevo siempre.


¿Cómo será el Huevo Challenge 4.0? No lo sé aún. Todas las ideas son bienvenidas…



Daniel Mazariegos
Profesor
Ciencias Económicas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *