19 de noviembre del 2020 por Leonel Vinicio Morales
        

Un pequeño empujón




Los meses de encierro y distanciamiento llevaron a muchas personas a descubrir nuevas actividades. Ese fue también mi caso. Usar tecnologías de videoconferencia como Zoom, Meet (de Google), Teams (Microsoft), Chime (Amazon), Webex (Cisco) nos hicieron ver posibilidades que no habíamos considerado.

La función de grabar audio y video disponible en estas herramientas, junto con la opción de hacer una reunión de una sola persona, me llevó a realizar un proyecto que había considerado por años, pero no había concretado: grabar lecciones de un curso y colocarlas en YouTube.

Alice (www.alice.org) es una plataforma para creación de animaciones por computadora, ofrecida de forma gratuita por la universidad Carnegie Mellon.


Así, en agosto de este año, coloqué los primeros 10 videos instructivos sobre cómo hacer animaciones por computadora con Alice (www.alice.org), una plataforma gratuita creada por la universidad Carnegie Mellon que permite trabajar con modelos tridimensionales. Quise crear material sobre esta plataforma porque me parece una excelente forma de iniciarse en el mundo de la animación y la programación. A la fecha ya he puesto en línea 42 videos y espero desarrollar el curso completo con al menos 100.

En agosto de 2020 coloqué los primeros 10 videos del curso. La serie está disponible en YouTube.


Debo decir que la calidad técnica del material podría ser mejor, así que prefiero considerarlo un prototipo, una prueba de concepto, un “veamos qué sucede”. Me propuse hacerlo con el menor esfuerzo posible de edición de video, tratando de grabar cada segmento en una sola toma, para evitar dedicarle demasiado tiempo. He ido aprendiendo y mejorando en el camino. Por ejemplo, hace poco incorporé un micrófono externo para tener un sonido más claro.


Empecé también a hacer videos de apoyo para los cursos formales que doy. Cierto día se nos acabó el tiempo de clase en Zoom y la explicación de un problema quedó a medias. Grabé un video complementario, lo subí a YouTube y envié el enlace a los estudiantes.

Las animaciones que pueden crearse con Alice son muy variadas, el software permite explorar de forma ingeniosa.



Ciertamente la posibilidad de grabar videos siempre había estado ahí. De hecho, conozco a varios profesores que ya lo hacían habitualmente desde hace mucho tiempo, no necesitaron de una pandemia para empezar, pero a algunos nos cae bien un pequeño empujón y para mí ese impulso vino con el distanciamiento de estos meses.



Leonel Morales
Profesor
Facultad Ciencias Económicas




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *