Diseño por Competencias (Backward Design)

La enseñanza efectiva empieza con el fin en mente y requiere de reflexión sobre preguntas del por qué, qué, quién y cómo. Responder a estas preguntas te dará claridad para diseñar y crear el programa de tu curso. Puedes ver aquí un ejemplo de la iniciativa Tec 21 del Tecnológico de Monterrey, en las que definieron competencias y luego diseñar sus cursos alrededor de estas.

  1. Identifica los objetivos deseados y las metas de aprendizaje:
    ¿Por qué es importante este curso? ¿Qué quieres que los estudiantes puedan hacer como resultado de este curso? ¿Qué habilidades quieres que demuestren al finalizar el curso?

  2. Define las evidencias de logro y evaluación:
    ¿Cómo puedes planificar actividades y evaluaciones para lograr los objetivos y metas de aprendizaje?
    ¿Cómo el estudiante obtendrá retroalimentación que le sirva de guía para mejorar su proceso de aprendizaje?
    E.g. ensayos, resolución de casos y problemas, cuestionarios, exámenes, evaluación entre pares, iRAT y tRAT (en el caso de Team-Based Learning).

  3. Diseña experiencias de aprendizaje y oportunidades para la práctica:
    ¿Qué formas de práctica ayudarían a los estudiantes a lograr los objetivos del curso? E.g. casos de estudio, laboratorios, discusiones, lecturas, proyectos, tareas.