Buenas prácticas: pedagogía en línea

Está página está diseñada para ayudarte a pensar cómo enseñar tus cursos en línea.

Nos enfocamos en las prácticas de enseñanza más comunes y efectivas en un entorno de clases virtuales. A continuación, encontrarás consejos generales. Hemos dividido los recursos de acuerdo con las formas de enseñanza comunes (clase magistral, estudio de casos, discusión en grupos pequeños y práctica). Siéntete libre de saltar a la sección que más se adecúe a tu curso.

Algunos consejos generales:

Plataformas y normas

Oportunidades 

  • Concéntrate en la pedagogía, no solo en la plataforma: las características de un aula física no garantizan que una clase sea efectiva. Lo mismo ocurre con las plataformas en línea. El tiempo que pases pensando en cómo quieres enseñar usando la tecnología será tiempo bien invertido. En particular, te alentamos a que pienses cuáles de tus estrategias de enseñanza en el aula se trasladan bien a un entorno en línea, cuáles no y qué nuevas herramientas podrías incorporar.

  • Aprovecha la interactividad: las tecnologías en línea pueden fomentar y facilitar más comportamientos de acción y de iniciativa de los estudiantes que el aula tradicional. Además, la mayoría de los estudiantes nacieron en la era digital y ya usan tecnología para sus propias reuniones y entretenimiento. Aprovecha estas posibilidades. Esto se aplica incluso a los cursos que tradicionalmente se basan más en clases magistrales. Por ejemplo, como se describe a continuación, puedes aumentar la participación de los alumnos al:
    • contestar preguntas iniciales que los alumnos tienen sobre el material.
    • usar encuestas para tener una idea del "ambiente" de la clase 
    • invitar a los alumnos a responder preguntas específicas 
    • hacer que los estudiantes participen en pequeñas conversaciones de "grupos de discusión", o pedir a estudiantes específicos que compartan lo que piensan

  • Esta es una oportunidad para innovar: el ambiente de aprendizaje en línea abre una serie de nuevas posibilidades, algunas de las cuales podrás usar en tu clase presencial, una vez que la crisis haya terminado. Es probable que los estudiantes sean más compasivos a perdonar errores en un nuevo entorno. Aprovecha este momento difícil para experimentar con nuevos métodos y herramientas de enseñanza.

Expectativas

  • Establece las normas del aula: si usas Zoom en tu curso, comparte las expectativas claras sobre el comportamiento en la clase. Por ejemplo, considera personalizar el siguiente correo electrónico (para especificar cómo los estudiantes deben hacer preguntas, si deseas que levanten la mano, etc.).

Nuestra clase se reunirá a través del sistema de conferencia en línea Zoom. Adoptaremos las mismas reglas y normas que en un aula física (tomar notas; participar haciendo y respondiendo preguntas; usar ropa adecuada para el aula). Para el beneficio de todos, es importante que el ambiente en su casa sea un lugar tranquilo. Enciende tu video. Silencia tu micrófono a menos que estés hablando. No es necesario cerrar las pestañas del navegador para participar en la clase. Esta forma de aprendizaje será algo nuevo para todos nosotros, y el éxito dependerá del mismo compromiso que todos aportamos en las clases presenciales.

  • Determina tus prioridades: En tu transición de clases presenciales a  clases en línea, considera lo que puedes lograr de manera realista. ¿Crees que puedes mantener tu sílabo original? ¿Qué actividades se reprograman mejor y qué se puede o se debe hacer en línea? ¿Vas a priorizar algunas cosas? Ten en cuenta el impacto que esta situación puede llegar a tener en la capacidad de los estudiantes para cumplir con esas expectativas.

  • El audio es importante: usa un buen auricular, es mejor si es uno con micrófono conectado.

  • No esperes dominar todo en el primer día: aprenderás (rápido). Tus alumnos aprenderán (incluso más rápido). Es posible que incluso desees reconocer este hecho explícitamente con tus alumnos e invitarlos a que den ideas sobre cómo participar / estructurar la tecnología para su curso en particular. Invítalos a ser cocreadores de la pedagogía.

  • Accesibilidad Los estudiantes tienen una variedad de habilidades, y no todos lo dirán: es probable que hayan estudiantes en tu curso con discapacidades sensoriales o de aprendizaje. No están obligados a decírtelo, y es posible que no se sientan cómodos contándole a nadie. En lugar de pedirles a estos estudiantes que se acerquen a ti, emplea prácticas (como las que se detallan a continuación) que lleguen a una amplia variedad de estudiantes.

  • Algunos estudiantes necesitan tiempo de procesamiento adicional: no esperes que todos entiendan después de que se les haya dicho una vez. Proporciona transcripciones y registros de chat para que los alumnos lo puedan revisar. Cuando muestres imágenes o videos mediante el uso compartido de pantalla, proporciona esos archivos para que los estudiantes lo puedan descargar. Esto ayudará especialmente a los estudiantes con dislexia o con otros impedimentos de lectura. 

 

Tipos de cursos

Cursos con enfoque magistral

Mientras te preparas para trasladar tu curso con formato de  clase magistral a clase en línea, una pregunta a considerar es si deseas enseñar completamente en vivo (sincrónicamente) o crear conferencias pregrabadas y luego utilizar las sesiones en vivo para discusiones más interactivas, trabajo en grupos pequeños u horas de oficina.

Estos no son necesariamente sustitutos, la sesión de clase magistral en vivo se puede complementar con grabaciones anteriores de clips más cortos. Sin embargo, el único enfoque a evitar es una clase magistral en vivo que deja poco tiempo para la interacción del estudiante durante tu presentación. Las limitaciones del formato de la clase magistral se aseveran  si no aprovechas las posibilidades de un effective learning que permite el uso de tecnología.

  • Crea y comparte tu material: Coloca tus diapositivas en un formato consistente y compartible (por ejemplo, PDF). Para ahorrar tiempo, considera plantillas prefabricadas, como Slides Carnival para Google Sheets y PowerPoint, o Behance para plantillas Keynote.
  • Divide las diapositivas de tu presentación: ten presente que en clases en línea, quizás incluso más que en el aula, los estudiantes leerán el texto en tu diapositiva primero y escucharán en segundo lugar. Considera la función de "Animación" de PowerPoint (o equivalente) que te permite mostrar solo una o dos viñetas a la vez.

En clase

  • Practica (al menos una vez) de antemano: junto con tu auxliar, ensaya usar la pantalla compartida y alternando entre las ventanas que deseas mostrar. Si estás usando tu propia computadora portátil, recuerda cerrar todas las ventanas que no usarás (particularmente el correo electrónico personal, etc.) antes de la clase.

  • Mantén tu ritmo normal: solo porque las cosas se entreguen electrónicamente no significa que debas acelerar o reducir la velocidad de tu curso. Tus alumnos seguirán absorbiendo y procesando información al mismo ritmo. Pero debes consultar con tus estudiantes con más frecuencia de lo normal, para asegurarte de que sigan el material y se mantengan comprometidos.

  • Se visible: incluso cuando uses la opción de compartir pantalla, es una buena práctica asegurarse de que tu cara sea visible en una pantalla lateral mientras compartes tu pantalla; de lo contrario, l atención de los estudiantes puede disminuir.

 

Involucra a los estudiantes

Hacer que los estudiantes escuchen atentamente una clase magistral en una pantalla pequeña puede ser un desafío. Considera aprovechar las diversas funciones de Zoom para mantenerlos involucrados, como reflexiones, chat, o preguntas y respuestas (usando la opción de levantar la mano). 

Los estudiantes que no tienen su micrófono silenciado pueden comenzar a hablar inadvertidamente al mismo tiempo, no podrás leer el lenguaje corporal fácilmente, y aquellos menos inclinados a hablar pueden desaparecer con facilidad. Para abordar estos problemas, se más diligente al hacer una pausa y preguntar si alguien tiene más ideas antes de pasar al siguiente tema.

  • Invita y responde preguntas: si tu clase normalmente es un formato de clase grande con preguntas y respuestas, considera invitar a los estudiantes a hacer sus preguntas en el chat.  Para no tener que examinar todas las preguntas en el chat en tiempo real, tu profesor auxiliar puede ayudarte seleccionando algunas preguntas para que las contestes en los momentos apropiados o contesta las preguntas cada 10-15 minutos  También puedes considerar pedirles a los estudiantes que usen la función levantar la mano en caso de que tengan una pregunta urgente. Zoom hace más fácil llevar un control de quién levantó la mano y en qué orden fue levantada que en un aula presencial. Alienta a los alumnos a reflexionar: por ejemplo, diles a los estudiantes "me gustaría que piensen en ...", haz una breve pausa y luego, si corresponde, proporciona una respuesta o pide respuestas de los alumnos. Nuevamente, la función de chat puede ser útil para que los estudiantes graben sus reflexiones.

  • Comparte las respuestas más tarde: tú o tu profesor auxiliar pueden considerar ofrecer compartir respuestas después de la clase a ciertas preguntas del chat que no hubo tiempo de abordar durante la sesión.

 

Cursos basados ​​en casos

Varias características de los cursos basados ​​en casos pueden transferirse a un entorno en línea, ya que Zoom y otras tecnologías tienen varias características interactivas incorporadas que permiten que esto se pueda hacer en línea. Estos son algunos consejos a tener en cuenta al enseñar un curso basado en casos:

Reglas discusión dentro de la clase

  • Mantén a tus estudiantes frente a ti: dependiendo de tu pantalla, la vista de la galería de Zoom te permite ver imágenes miniatura de 25 estudiantes a la vez. También puedes moverte de una pantalla a otra para ver a los siguientes 25 estudiantes.

  • Transiciones de discusión: puede ser más difícil de lo normal que los estudiantes sepan cuándo has cambiado entre los temas de discusión, así que asegúrate de establecer transiciones claras y bien definidas.

  • Uso del chat como herramienta para decidir sobre el orden para llamar a los estudiantes en clase: el seguimiento de la función de chat puede ser útil para decidir a qué estudiantes llamar a continuación, por ejemplo, si un estudiante en particular observa a través del chat que no está de acuerdo con el discurso de otro estudiante o tiene algunos datos adicionales para proporcionar lo puede hacer ver en el chat. La ventaja de Chat es que es como "leer las burbujas de pensamiento de los estudiantes", una ventaja sobre el aula física.

  • Juegos de roles / debate entre estudiantes: puedes solicitar a dos estudiantes que “actúen roles” en una situación como lo harían en el aula física.

  • Cold calling (elegir dedocraticamente) puedes elegir democráticamente a un estudiante tal como lo harías en el aula tradicional, en lugar de esperar a que levanten la mano. Para las "llamadas cálidas", puedes enviarles mensajes en privado en el chat antes de pedirles que hablen.

  • Levantar las manos: esta característica funciona como el aula física. Haz que los estudiantes usen la función levantar la  mano en Zoom para responder preguntas. Cuando abres una conversación a los estudiantes, puedes pausar un momento para permitir que varias personas levanten la mano y luego elegir según el patrón de llamada que desees. Por ejemplo llama a un estudiante por su nombre.

  • Encuestas (privadas o públicas): con las funciones de encuestas de Zoom puedes obtener resultados grupales en tiempo real y luego revelarlos más tarde.

  • Grupos de discusión: considera darles a los estudiantes más tiempo del que normalmente tendrían para formular ideas conjuntamente en conversaciones individuales (tal vez por chat o en las salas de reuniones de Zoom en inglés “breakout rooms”), y luego pídeles que compartan esas ideas en una discusión más amplia.

  • Registro / lectura del salon: los estudiantes no silenciados pueden comenzar a hablar inadvertidamente al mismo tiempo; no podrás leer el lenguaje corporal fácilmente; y aquellos menos inclinados a hablar pueden desaparecer más fácilmente. Para abordar estos problemas, se más diligente al hacer una pausa y preguntar si alguien más tiene más ideas antes de pasar al siguiente tema.

 

Consejos adicionales para involucrar a los estudiantes

Durante la clase

  • Fomenta la comunidad: la sensación de presencia mejorará cuando todos muestran su rostro a través de su cámara web. Considera pedirles a los estudiantes que activen el video como parte clave de la participación, ya que es más fácil involucrarse con la clase si puede verlos, y es más probable que los estudiantes presten atención si saben que están frente a la cámara. La vista de la galería puede ser útil aquí.

  • Tiempos de estiramiento: considera permitir que los estudiantes se "estiren" cada 20-30 minutos por 30 segundos. ¡Puede ser más difícil concentrar la atención en una pantalla que en un aula!

  • Encuestas: las funciones de encuestas de Zoom permiten ver la distribución de perspectivas en una pregunta en particular. Cuando se usa bien, esta función puede ser un poderoso complemento para la clase magistral o discusión.

  • Chat: la función de chat de Zoom puede ser muy útil para el profesor o una distracción si se usa continuamente, por lo que es útil pensar cómo y cuándo involucrar a los estudiantes.

  • Grupos de trabajo: si deseas que los estudiantes se reflejen en "grupos de discusión" de menor tamaño, puedes considerar usar la aplicación Slack o twitch como plataforma de chat para complementar el uso de  Zoom. Alternativamente, puedes utilizar la funcionalidad de las salas de reuniones de Zoom.

Fuera de clase

  • Paneles de discusión para foros asincrónicos: No todas las discusiones en el aula deben ser sincrónicas. Decide qué tipo de panel será más beneficiosa para las discusiones realizadas en tu curso: basadas en temas o en redes sociales. Tus objetivos de discusión y cómo evalúas las respuestas de tus alumnos deben reflejar esta decisión.

  • Impulsado por temas: este tipo de panel de discusión funciona especialmente bien para resaltar lecturas o ayudar a tus estudiantes a enfocarse en partes claves del contenido de tu curso. Proporciona puntos de conversación específicos y sugerencias que puedan relacionarse con una lectura o una conferencia. Asegúrate de construir un espacio para la reflexión en la discusión o el debate. ¡Los estudiantes deberían querer saber en qué están pensando sus compañeros de clase!

  • Impulsado por las redes sociales: este tipo de panel de discusión funciona especialmente bien si deseas que tus alumnos conecten el curso con los eventos actuales o sus propios proyectos o trabajos. Tu panel de discusión sirve como un aspecto de la actualidad digital para tu clase. Tus mensajes de discusión pueden ser más generales, como pedirles que publiquen sobre el tema específico de la semana.

 

*Artículo traducido de la página de la Universidad de Harvard, Teach Remotely/ Best practices: Online Pedagogy con la autorización de Kenton Doyle Director de Web Publishing & Digital Accessibility Services Harvard University Information Technology.